Pronunciamiento ICW Latina: Justicia para Arely Cano

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

justiciaArely

La Comunidad Internacional de Mujeres con VIH (ICW Latina), presente en 18 países, respalda Arelys Cano Meza, secretaria regional para América Latina, ante la acusación que la Policía Nacional interpusiera en su contra por el delito de OBSTRUCCIONES DE FUNCIONES, y por la cual se presentará en juicio este viernes 27 de mayo.

Arelys Cano, una vez que salió de prisión, demostró el maltrato físico y psicológico que recibió, durante su detención, de parte de cinco oficiales de tránsito, quienes hoy la acusan de haber obstruido funciones y hasta violentarlos física y verbalmente.

Mientras estuvo detenida en las celdas del Distrito Uno de Policía, ubicada en el Mercado Oriental, Arelys Cano, fue aislada, no se le permitió contacto con familiares, ni abogado. Tampoco, durante esos dos días, tuvo acceso a su tratamiento para su condición de VIH, y hasta se le denigró exigiendo desnudarse en grupo para hacer sentadillas junto a otras detenidas que son víctimas de todo tipo de abusos.

No conforme con esta arbitrariedad, los oficiales de tránsito interpusieron una denuncia donde en su defensa alegan que Arelys Cano, los amenazó con transmitirles SIDA: “Tengo SIDA, les voy a desgraciar la vida”.

La Comunidad Internacional de Mujeres con VIH rechaza rotundamente este tipo de señalamientos en contra de Arelys Cano, quien ha sido activista durante 18 años y nunca ha utilizado la palabra SIDA para referirse a su condición, muchos menos valerse de ella para sacar provecho y amenazar a otras personas.

En nuestro contexto legal sobre VIH consideramos que este hecho constituye un acto de discriminación y una manera de manipular lo ocurrido, con el fin de ocultar la violencia física y psicológica que la Policía Nacional ejerció contra Arelys Cano.

Demandamos ante las autoridades competentes el respeto de sus derechos humanos, la no criminalización por su condición de VIH, y se le garantice su seguridad y justicia.

Managua, Nicaragua 26 de mayo del 2016

Otras Noticias